#EnContexto

Trump y sus seguidores en EE.UU se niegan a aceptar la derrota

Alrededor de 45.000 personas se conglomeraron frente al parlamento ubicado en Georgia en contra de la victoria de Joe Biden como nuevo presidente de Estados Unidos.


Defensores de Trump en Georgia frente al edificio de la comisión electoral | Recuperado de: La Vanguardia


La oposición republicana ha señalado las elecciones que se celebraron desde el 2 de noviembre y se prolongaron por tres días más, de ser fraudulentas y mal organizadas. A raíz de esto, el día de ayer varios manifestantes se desplazaron por la ciudad de Tiflis, capital del estado de Georgia, hacia la sede de la comisión central electoral donde se presentaron incidentes de orden público que terminaron en confrontaciones entre uniformados de la policía y manifestantes. Tras varios informes de cadenas de noticias del país que informaron un posible bloqueo al edificio de la comisión central electoral por parte de los defensores de Trump, los uniformados hicieron uso de cañones de agua y gases lacrimógenos contra los manifestantes.


Protestas en Tiflis, Georgia, la noche de ayer | Recuperado de: Deutsche Welle


Horas antes del anuncio de la victoria del candidato demócrata en las elecciones, ya varias zonas del país enfrentaron agitadas protestas por parte de simpatizantes de Donald Trump. En Miami-Dade varios manifestantes se ubicaron a las afueras del restaurante La Carreta, en la calle 40 del suroeste, proclamando un fraude e injusticia en contra del ex mandatario republicano. En el condado de Maricopa, ubicado en Phoenix, también se presentaron protestas en las que exigen un recuento de votos o incluso que se parara de contar, como había exigido Trump por medio de sus redes sociales. La manifestación de Phoenix fue convocada en medio de grupos conspiracionistas de Facebook, Instagram, entre otros, y además varios de sus participantes afirmaron que continuarán con las protestas incluso después de los resultados electorales.


Manifestaciones en el estado de California | Recuperado de: RT Español


Ahora, además de la tensión entre sus seguidores, Trump insiste en rechazar a Biden como ganador legítimo de las elecciones y alimenta su teoría ante un presunto fraude electoral. Desde el sábado que se conoció por último el resultado de los estados restantes, Pensilvania, Nevada y Georgia, Trump se proclamó como ganador de las elecciones y reiteró por medio de su equipo de campaña que el candidato demócrata nunca fue ganador certificado de ningún estado. Ahora, Trump señala directamente a las autoridades electorales de Pensilvania de no haber permitido el ingreso al conteo de votos a sus observadores legales y anunció por medio de un comunicado oficial emitido por su equipo de campaña, que desde el día de hoy se daría inicio al proceso que traslada las elecciones electorales a la Corte Suprema.


Fuente: Diario Las Américas | Deutsche Welle

#EnContexto