#EnContexto

Trump y demócratas en el Congreso no han llegado a acuerdo para estímulos económicos

Sigue la negociación para determinar la suma necesaria para estimular la economía. Negocios y millones de desempleados tratan de continuar con un apoyo gubernamental más limitado.

Steven Mnuchin. Recuperada de: Malay Mail.

Las negociaciones entre la Casa Blanca y los demócratas en el Congreso no han podido ser terminadas, pues al parecer ninguna de las dos partes ha cedido el terreno en el monto que proponen. Los demócratas aprobaron en mayo una medida de $3.4 trillones y actualmente buscan aprobar un paquete de ayuda que comprenda un gran número de problemas, que pueda además financiar las elecciones próximas y al Servicio Postal. Los republicanos, por su parte, han impulsado una propuesta más limitada que se concentre en áreas en las que los dos partidos estén de acuerdo, como la financiación para las escuelas.

“Habrá un acuerdo si los demócratas son razonables y quieren formar un consenso. Si su actitud es de preferimos darles nada que llegar a un acuerdo, entonces no habrá un trato”- Secretario del Tesoro.

La última reunión para concertar los estímulos económicos ocurrió el viernes, sin ningún avance, entre la presidenta de la Cámara de Representantes, Chuck Schumer (senador demócrata de Nueva York), el secretario del Tesoro y el jefe de gabinete de la Casa Blanca. Los dos funcionarios de la administración Trump recomendaron al presidente que tomara una decisión unilateral. El día de hoy, el presidente Trump había publicado en Twitter que tanto Schumer como Pelosi querían llegar a un acuerdo con él, pero los dos funcionarios negaron las declaraciones. El senador Schumer comentó que los republicanos deberían volver a la negociación para poder encontrar un monto que estuviera en el punto medio entre la legislación aprobada en mayo y la propuesta republicana del mes pasado.


Steven Mnuchin, secretario del Tesoro, comentó en una entrevista con CNBC que cumplir una de las demandas de los demócratas era imposible, que pide una ayuda de un trillón de dólares para todos los estados, pero que el gobierno haría todo lo posible por ayudar a los estados que no puedan proveer beneficios para los desempleados. Añadió que los republicanos estaban dispuestos a aportar un monto de más de un trillón de dólares para el paquete de ayudas, pero que no iban a gastar “cantidades ilimitadas de dinero para hacer cosas que no tienen sentido”.


El sábado, el presidente tomó la decisión de extender los beneficios proveídos por el Estado, no obstante, la decisión fue criticada por varios sectores. Al parecer, las medidas tomadas no ayudarán a los desempleados y no proveen ningún apoyo para los pequeños negocios, los gobiernos estatales y locales ni para los trabajadores con sueldos bajos. Además, lo más probable es que la decisión sea apelada en el Congreso, pues muchos la han llamado inconstitucional y han demandado que los republicanos estén dispuestos a llegar a un punto medio.


Ver también: Panamá estaría brindando alimento a migrantes del Darién con un contrato de 7.6 millones de dólares

 

Fuente: The New York Times


#EnContexto