#EnContexto

Trump licitará concesiones petroleras en el Ártico

El gobierno del actual presidente de Estados Unidos licitará concesiones para la explotación de gases y petróleo en una reserva nacional de fauna en Alaska.

Refugio Nacional de Vida Silvestre del Ártico, en Alaska | Recuperado de: El Mundo


En el 2017, el Congreso estadounidense había dado plazo hasta 2021 para que el Gobierno de Donald Trump otorgara concesiones en esta zona. A pesar de que en 1980 se designó por el Congreso la franja costera de la reserva para posibles explotaciones petroleras, el Refugio del Ártico había sido territorio vedado de dichas explotaciones. El pasado mes de agosto, el gobierno republicano aprobó un programa que allana el camino para la perforación en una zona costera a lo largo del océano Ártico que cubre alrededor de 6.500 kilómetros cuadrados.


El pasado lunes fue publicado un documento en el Diario Oficial, donde la Oficina de Ordenamiento Territorial pide a las empresas interesadas que se pronuncien en un plazo de 30 días frente a cuales parcelas del área natural tienen interés en explotar. De esta manera, Trump se apresura a “abrir la naturaleza virgen al desarrollo y asegurar los derechos de perforación antes de que el presidente electo Joe Biden asuma el cargo” según el diario La Nación, junto a los constantes esfuerzos del republicano para abrir las tierras públicas a la tala, la minería y el pastoreo. Finalmente, su administración busca otras medidas para expandir el desarrollo energético y reducir las reglas ambientales federales las próximas semanas.

"Las empresas estarán menos dispuestas a perforar pozos de alto riesgo en áreas fronterizas ambientalmente sensibles, tanto por razones financieras como ambientales. Como resultado, es posible que nunca se desbloquee todo el potencial petrolero de áreas como el Ártico de Alaska, Foz do Amazonas en Brasil y el mar de Barents" -Rysta Energy, firma de investigación energética

La perforación del refugio ha sido controversial por la constante oposición de quien es el presidente electo, Joe Biden, asegurando que tomaría medidas necesarias para garantizar la protección de la zona ártica desde su primer día en la Casa Blanca. Por su parte, los ambientalistas han presionado a las distintas empresas e instituciones financieras para que no respalden la perforación del hábitat natural, así, algunos bancos como JPMorgan Chase y Goldman Sachs anunciaron que no financiarán proyectos en el refugio. Cabe mencionar que el área que busca ser perforada es el hábitat de alrededor de 270 especies, incluyendo osos polares, 250 bueyes almizcleros y 300.000 gansos de las nieves.


Fuente: Deutsche Welle | La Nación

#EnContexto