#EnContexto

Tres mil migrantes provenientes de Honduras ingresan a Guatemala sin protocolos sanitarios

La primera caravana de migrantes que ocurre durante la pandemia transcurrió el día de hoy y se esperan más personas.

Migrantes hondureños en el 2018. Recuperado de: El País

Aproximadamente tres mil personas provenientes de Honduras entraron por a Guatemala como migrantes, incluso a pesar de los pedidos del gobierno hacia Honduras para evitar la ola de migrantes. Aparentemente, no se respetaron las medidas sanitarias, pues no hubo distanciamiento social y algunas personas que entraron al país no contaban con pruebas de Covid-19. De acuerdo con el Instituto Guatemalteco de Migración (IGM), el día de mañana esperan unos tres mil hondureños más.


El IMG ha asegurado que está coordinando con más de 40 instituciones para poder ayudar a los migrantes. La Casa del Migrante, organización que se encarga de la protección de las familias migrantes y refugiadas, afirmó que proveerá kits de higiene y bioseguridad, tanto como comida, material impermeable e información sobre la solicitud de asilo en el país. Francis Masek, funcionaria de Comunicación Social de la Presidencia, apuntó que se brindará la asistencia necesaria a los ciudadanos hondureños y que se está supervisando el seguimiento de las medidas sanitarias y de seguridad.


La caravana se organizó por medio de redes sociales y su objetivo es llegar a Estados Unidos atravesando Guatemala y México. Sin embargo, Nelly Jerez, vicecanciller hondureña, ha señalado que las posibilidades de entrar a Estados Unidos son nulas e hizo un llamado a los ciudadanos hondureños a que se resguardaran en el país para no exponerse al Covid-19 y a la creciente xenofobia en Guatemala y México. Según cifras de Migración de Honduras, 7 mil ciudadanos han sido deportados desde Guatemala, que en su mayoría hacían parte de caravanas. Donald Trump, presidente de Estados Unidos, ha hecho un llamado a los países centroamericanos para que firmaran un acuerdo que apoyara la contención de las migraciones.


La migración hondureña lleva desarrollándose por muchos años. Quienes migran aseguran que están huyendo de la inseguridad, la violencia, la pobreza y la exclusión en Honduras. La tasa de homicidios en el 2018 era de 43 por cada 100.000 habitantes y el 68% de la población de nueve millones de habitantes se encontraba en condiciones de pobreza. Tanto los hondureños como las organizaciones internacionales concuerdan en que el presidente Juan Orlando Hernández ha tenido un pobre manejo de la situación y que no ha planteado propuestas de carácter integral que respondan a la crisis migratoria.

 

Fuente: Prensa Libre, CESPAD & El País


#EnContexto