#EnContexto

Suspensión de elecciones en Bolivia causa rechazo en la oposición

El traslado de las elecciones de septiembre para octubre ha generado inconformidad dentro de la oposición, tildando esta decisión como un "acto golpista a la democracia".

Tribunal Supremo Electoral (TSE). Foto de: TSE Bolivia.


El Ministro de Gobierno, Arturo Murillo anunció un "alzamiento armado" por parte del movimiento opositor "Movimiento al Socialismo" (MAS) y los cocaleros de Chapare. Según el gobierno, este alzamiento sería causado por la suspensión de las próximas elecciones del 6 de septiembre para trasladarlas al 18 de octubre por parte del Tribunal Supremo Electoral (TSE).


Está decisión género diversas reacciones. Por un lado, el partido MAS y el expresidente Evo Morales mostraron su total rechazó ante la iniciativa. Morales tildó la decisión como un "acto golpista y a la democracia". Por otra parte, fue aplaudida la decisión por entidades entre esos el gobierno.


Un comunicado enviado por el partido MAS a la Cámara de Diputados califica la decisión como un "abuso", pues se omite la aprobación de la rama Legislativa.


“El gobierno transitorio (de Áñez) utiliza irresponsablemente la pandemia con fines políticos para prorrogarse en el poder y dejar hoy a Bolivia en una crisis económica, política y sanitaria sin precedentes. La multiplicación exponencial de casos, la falta de medidas de bioseguridad, de pruebas masivas, de hospitales colapsados, son prueba de ello”, 

Adicionalmente, los cocalero del Trópico de Cochabamba afirmaron que cualquier acto de violencia que se pueda generar, cae en manos de la entidad electoral como principal responsable.

“Cualquier conflicto social, cualquier derramamiento de sangre que pueda ocurrir va a ser responsabilidad directamente del Órgano Electoral que, recalco, unilateralmente, violando todas las normas del país, intenta posponer las elecciones”.

Como respuesta a la decisión, la Central Obrera Boliviana (COB) planea en realizar una marcha el día viernes 31 de julio.


Mientras que el gobierno anunció una toma de medidas judiciales para aquellos que causen intimidación o pongan en peligro la seguridad del país.


“Hemos ordenado al equipo de abogados que haga la denuncia correspondiente con respecto a aquello. Nuestra labor es salvar vidas y también es dar seguridad al país, aquel que se trate de hacer al vivo con la seguridad del país puede estar seguro que nosotros lo vamos a dejar donde debe estar”.

Esta decisión se toma como una medida preventiva de la Covid-19, pues se estima que el pico de la pandemia en el país llegará en el mes de septiembre.


Fuente: La Razón.



#EnContexto