#EnContexto

Se renueva el Estado de Calamidad en Guatemala a pesar de críticas de corrupción

Esta sería la sexta prórroga, decisión que la oposición desaprobó por las grandes sumas que se están gastando.

Recuperada de: República.gt

La plenaria del Congreso de la República realizada el día de ayer concluyó con la decisión de prorrogar el Estado de Calamidad en Guatemala. Sin embargo, algunas bancadas se opusieron a la prórroga pues afirman que esta es una manera de justificar el mal uso de recursos públicos que han ocurrido durante la pandemia. La decisión se habría tomado a último minuto, después de que la alianza oficialista haya sido respaldada para poder aprobar la extensión del Estado de Calamidad.


Analistas políticos han asegurado que la administración Giamattei, incluso si lleva menos de un año en el poder, se ha visto desgastada por la pandemia, malas estrategias de comunicación con otros actores de la política y las pocas herramientas de transparencia en sus decisiones. De acuerdo con Emilio Ruiz, quien hace parte de la Asociación para la Investigación en Estudios Sociales (Asies), es muy preocupante que el Congreso se haya demorado tanto en aprobar la renovación, y que vale la pena considerar cuáles son los factores que influyeron para que se consiguiera el respaldo necesario:

“Hay que considerar cuáles fueron esos acuerdos a los que se llegaron con las bancadas, cuáles cedieron a la hora de votación y sobretodo estar muy pendiente de cómo se van a pagar esos favores políticos”

Los legisladores que se oponen a esta medida señalan que el presidente no se enfoca en las verdaderas necesidades del país. la diputada Evelyn Morataya, del bloque Bien, afirmó que la reactivación económica beneficiaría únicamente a las grandes empresas y pidió que se hicieran arreglos a las contrataciones que se habían hecho en la pandemia. Las bancas de Winaq y Movimiento Semilla manifestaron que el objetivo de la renovación es el de continuar con negociaciones al margen de la ley a costa de fondos públicos. El jefe del bloque UNE, Carlos Barreda, apuntó que el gobierno se estaba gastando mucho dinero en causas diferentes a las de la pandemia:

“Fueron a remodelar la oficina de Covial por Q600 mil (77851.80 USD) en época de pandemia, en época de desempleo, de hambre, cuando al gente está sufriendo porque no puede llevar ingresos a su casa. (...) ya basta de corrupción, ya basta de abusivez, ya basta de negligencia”

Vea también: Diócesis de Vancouver es demandada por encubrir casos de abuso físico, sexual y psicológico

 

Fuente: Prensa Libre


#EnContexto