top of page
#EnContexto

Se declara estado de emergencia en todo California por aumento de incendios forestales


Así lo declaró el gobernador Gavin Newsom tras haberse registrado al menos 3 muertos y 21 heridos por los incendios forestales.

Bomberos en el intento de calmar las llamas en California | Recuperado de: La Vanguardia


A principios del mes de septiembre, Newsom había declarado estado emergencia tan sólo en cinco condados de California: Fresno, Madera y Mariposa, que se vieron afectados por el incendio Creek, junto a los condados de San Bernardino y San Diego, que estaban siendo impactados por los incendios El Dorado y Valley. Las llamas que se alimentaron de las altas temperaturas y las condiciones secas del Estado, dejaron alrededor de 200 heridos que tuvieron que ser trasladados por helicópteros Chinook y Blackhawk, dijo David Hall, de la Guardia Nacional de California, durante una conferencia de prensa. Este ha sido el peor año de California en materia de incendios rompiendo su récord de tierra arrasada en todo el estado con 847.816 hectáreas quemadas.


Ahora los incendios Zogg y Glass que han azotado los condados de Napa, Sonoma y Shasta fueron los causantes del estado de emergencia impuesto por el gobernador Newsom. El incendio Zogg, que dejó las víctimas fatales ha consumido alrededor de 12.000 hectáreas y no ha podido ser contenido en ningún porcentaje, según el gobernador, existe el riesgo de que este incendio se una con el denominado August Complex, cuyas llamas han afectado los condados de Glenn, Lake, Tehama, Mendocino y Trinidad, al norte de California, y ya es considerado el incendio más grande en la historia del estado. Por otro lado, Glass ha afectado más de 14.600 hectáreas junto a daños considerables en alrededor de 100 propiedades, mientras otras 8.500 se encuentran en riesgo. Según las autoridades este incendio contiene un alto ritmo de propagación, razón por la cual hay más de 70.000 órdenes de evacuación en las áreas que se encuentran vulnerables a las llamas.


Las llamas actualmente arrinconan a comunidades como Napa y Sonoma que apenas se estaban recuperando de los incendios forestales del año 2017, en los que se registró alrededor de 44 víctimas mortales y miles de edificios calcinados. El día de ayer alrededor de 1.000 bomberos fueron desplegados en dichos condados, luchando contra ráfagas de hasta 90 km/h esparcían brasas y fuego, que incendiaron varias casas de la ciudad de Santa Rosa, en el condado de Sonoma. la compañía de gas y electricidad cortó el suministro de energía a unas 65.000 casas del norte de California como precaución, adicionalmente, según el diario Napa Valley Register los bomberos tuvieron que desplegar 133 camiones, 22 sistemas de extinción, cinco helicópteros y 35 excavadoras.


Fuente: CNN Español | Deutsche Welle

#EnContexto
bottom of page