#EnContexto

¿Qué cambia en el proceso de Uribe tras el anuncio de su contagio?

El expresidente y ahora también exsenador Álvaro Uribe Vélez ha sido diagnosticado con Covid-19 el pasado miércoles, esto, apenas un día después de recibir una orden de detención domiciliaria por parte de la Corte Suprema de Justicia. Ahora bien, ¿qué significa esto?


Álvaro Uribe Vélez | Foto de: BBC



Muchos colombianos, defensores y detractores del líder del partido Centro Democrático, se encuentran preocupados ante la posibilidad de que el coronavirus pueda interrumpir o alterar el proceso judicial que concierne al exsenador actualmente contagiado. La respuesta sencilla a esta problemática es un rotundo NO por las siguientes tres razones.


  • · A pesar de que el exsenador se encuentre en el departamento de Córdoba y pretenda viajar a Rionegro con su esposa, puede solicitar el traslado de domicilio al juez competente en concordancia con el artículo 38B del Código Penal Colombiano. De esta manera, y según ha mencionado Uribe, estaría solicitando el traslado tan pronto como resulte negativo para Covid-19.


  • · Teniendo en cuenta que el transporte público y privado están limitados por el decreto 729 del 2020 y que el caso de Uribe se encuentra contenido en varias excepciones de este acto, no habría problema alguno en la movilización siempre y cuando se cumplan las condiciones propuestas por el sistema carcelario y los protocolos de bioseguridad.


  • · Uribe ha manifestado la intención de esperar a tener un resultado negativo para la Covid-19. Considerando que de igual forma no existe una limitación para viajar más allá de los cuidados estipulados en la resolución 000677 del 24 de abril de 2020 expedida por el ministerio de salud, mientras se realice el proceso debido, no habría motivo para alterar el trámite judicial vigente.


Algunas instituciones como la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad del Rosario, han reaccionado ante la gravedad de esta situación, haciendo un llamado al buen pensar, el debate y la confianza en la integridad del sistema judicial. Las circunstancias actuales de Uribe no van a cambiar a pesar del coronavirus y hay que tener la certeza de que el caso está siendo vigilado de cerca por millones de colombianos, garantizando así el debido proceso por parte de las instituciones.



Vea también: “Estoy perdiendo la fe en la habilidad de los gobiernos para proteger a nuestra gente” Gerry Cheezie.

 

Fuente: Corte Suprema de Justicia | Semana

#EnContexto