#EnContexto

Proyecto de Ley sobre violencia política contra la mujer en Panamá es pausado temporalmente

El proyecto de ley que buscaría evitar la desigualdad de la mujer en situaciones políticas ha entrado en receso por lo que la diputada ponente llamaría “falta de consenso y compromisos adquiridos”.


Foto de: Panamá Práxis.


Kayra Harding, Genesis Arjona, Corina Cano, Marilyn Vallarino, Cenobia Varga, Ana Giselle Rosa, Zulay Rodriguez, Yanibel Abrego, Petita Ayarza, Fatima Agrasal y Rosa Dominguez son las diputadas proponentes del proyecto de ley 394, a través del cual buscarían “adoptar medidas para prevenir, sancionar y erradicar la violencia política contra la mujer". El proyecto de ley tiene una antigüedad no mayor a 12 meses y se espera que en las próximas semanas, luego de amplios debates en la Comisión de la Mujer, la Niñez, la Juventud y la Familia de la Asamblea Nacional, sea sometida a votación.

Entre uno de los puntos más importantes expuestos en el proyecto de ley, se encuentra la inclusión de la palabra “omisión” entre las conductas punibles para los actos administrativos llevados acabo en Panamá, puesto que ahora no serían castigados solamente los actos directos en contra de las mujeres, sino que también los actos que las afecten de manera indirecta.

Kayra Hardgin ha solicitado formalmente la suspensión y cambio de fecha para las votaciones del proyecto ante la Asamblea Nacional, la diputada asegura que las situaciones fortuitas ocurridas durante el mes de octubre no permiten que hay a suficiente aforo y concenso para la aprobación de esta ley naciente. Por su parte, Cenobia Haydee Vargas, vicepresidente de la Asamblea Nacional, afirmó que el proyecto será votado a partir del próximo lunes.

El debate de este controversial proyecto se encuentra impulsado por la diputada Haydee Vargas, quien sería la primera vicepresidente de la Asamblea Nacional. De igual manera, otras agrupaciones políticas como el Foro Nacional de Mujeres de Partidos Políticos y el Grupo Iniciativa por la Paridad, han sido partícipes activas del proceso de debate.



 

Fuente: La Estrella de Panamá

#EnContexto