#EnContexto

Protestas en Puerto Príncipe por la “inmoralidad” del nuevo código penal

Manifestantes conservadores salieron el día de hoy a las calles para protestar en contra de las leyes introducidas por el nuevo código penal que penalizan la discriminación basada en la orientación sexual.

Manifestante arrodillado en Puerto Príncipe. Foto de: Dieu Nalio Chery// Associated Press

“No a la inmoralidad, viva la familia” es el eslogan de los protestantes que salieron hoy a manifestarse en contra del nuevo código penal, que penaliza la discriminación por la orientación sexual. La marcha se formó por la iniciativa de la Federación Protestante de Haití, el cónsul de las iglesias evangélicas de Haití, el Consejo Espiritual Nacional de Iglesias Haitianas (CONASPEH), la Iglesia de Dios en Haití, además de medios audiovisuales religiosos.

“Las disposiciones de estos artículos no corresponden a la moral cristiana y a nuestra costumbre” - Reverendo Jean-Claude Jean-Baptiste.

Los manifestantes quieren pronunciarse sobre todo frente a los artículos 362, 363 y 500.2 del código. El artículo 362, por ejemplo, prevee una pena de uno a tres años de cárcel y una multa de cincuenta mil gourdes si alguien llegara a negarse a oficiar el matrimonio de dos personas del mismo sexo. Sin embargo, en ninguna parte del código penal se establece que dos personas del mismo sexo puedan contraer matrimonio.


Algunos de los redactores del nuevo código penal se pronunciaron frente a las protestas, aclarando que era posible corregir los artículos que sean problemáticos para algunos sectores de la sociedad. El presidente Jovenel Moïse había dicho a inicios de este mes que su Primer Ministro, Joseph Jouthe, dialogaría con los sectores en contra de la despenalización del aborto, la edad de consentimiento sexual y la sanción contra la discriminación de la orientación sexual, pues tenía conocimiento de la clara oposición de los sectores religiosos contra algunos artículos del código penal. No obstante, el Primer Ministro Jouthe fue muy claro al decir que la iglesia católica debía reconocer que no todos los haitianos eran católicos.

“Somos un Estado laico. El deber del Estado es el de proteger a las minorías. Es su trabajo mayor trabajo” -Joseph Jouthe, Primer Ministro.

El código fue publicado por decreto presidencial debido a que el Parlamento no ha sido elegido desde octubre del 2019.


Vea también: Hermanos Martinelli, hijos del ex presidente panameño, esperan ser juramentados diputados suplentes

 

Fuente: Le Nouvelliste


#EnContexto