#EnContexto

Protestas de cañicultores por incumplimiento en pagos del gobierno

Decenas de cañicultores se plantaron en los exteriores del Gobierno Zonal en Guayaquil para reclamar al Ministerio de Agricultura y Ganadería los pagos de la zafra del año pasado y el actual.

Cañicultores en la manifestación. Recuperada de: El Universo

Desde las diez de la mañana, decenas de cañicultores provenientes de la provincia del Guayas llegaron a los exteriores del Gobierno Zonal, ubicado en el norte de Guayaquil para pedir al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) los pagos por la zafra del 2019 y del 2020. De acuerdo con Alberto López, vicepresidente de la Asociación de Cañicultores de Milagro, la falta de pago se debe a retrasos en los industriales, pero los colectivos exigen al MAG que cumpla los acuerdos ministeriales y los plazos establecidos para los pagos.

“A su vez la industria toma de pretexto, estos valores adeudados (por Petroecuador), para no cancelar las cosechas a los cañicultores e indirectamente nos afecta a nosotros como parte de la cadena productiva de la caña de azúcar”- Alberto López.

López aseguró que la manifestación se debía en parte al Decreto 1158, expedido el 24 de septiembre, en el cual se establecen los mecanismos que harán posible la libre importación de combustibles por parte del sector privado. La importación, según López, afectará gravemente a los ecuatorianos, pues la producción de biocombustibles como el etanol (que se produce a partir de caña de azúcar) “genera cerca de un millón de empleos en toda su cadena productiva” y estos trabajos podrían verse en peligro pues las empresas preferirán importarlo. De esta manera, la caña producida localmente será descartada.


López explicó que la caña se cultiva en 110.000 hectáreas, el 80% de esta medida se encuentra en Guayas, mientras que lo restante se divide en Los Ríos, El Oro, Chimborazo, Azuay, Loja, Imbabura, Cotopaxi y Cañar. De esa producción, el 80% se va para la producción de azúcar y el 20% para la producción de etanol que luego será utilizado para producir la gasolina nacional.

“El resultado será una crisis de liquidez en la industria que afectará a toda la cadena de producción y un futuro incierto para la Industria y los cañicultores”- Miguel Pérez.

Gustavo Heinert, el director ejecutivo de la Asociación de Productores de Biocombustibles del Ecuador (Apale), dijo en agosto del 2019 que la deuda de Petroecuador con las destilerías ascendía hasta 3,8 millones de dólares estadounidenses. Asimismo, Miguel Pérez, presidente de la Federación de Azucareros del Ecuador (Fenazucar) señaló que la producción de etanol fue ampliada por el Gobierno, razón por la cual “se hicieron cuantiosas inversiones y se adeudan más de 20 millones de dólares a los ingenios”. Según López, las grandes inversiones del Estado en mejorar la industria productora de etanol se perderán si se comienza a importar el biocombustible.

 

Fuente: El Universo



#EnContexto