#EnContexto

Presidente peruano enfrentará juicio político

El juicio corresponde a unas contrataciones irregulares que adjudicó su gobierno, además, la Corte rechazó el pedido para frenar el proceso de destitución del Ejecutivo

Martín Vizcarra. Recuperada de: El Comercio Perú

El presidente Martín Vizcarra deberá presentarse el día de mañana en el Congreso para responder por el caso de Richard Cisneros. El caso, llamado “Richard Swing” por el nombre artístico de Cisneros, ha recibido nuevas pruebas que han sacudido al país, sobre todo en tiempos de pandemia. El viernes el presidente tendrá que exponer sus pruebas de descargo para que los congresistas debatan y tomen una decisión concerniente a lo que pasará con Vizcarra, quien está a 10 meses de terminar su mandato.


El caso “Richard Swing” se trata de contratos irregulares que habría hecho el Ministerio De Cultura al cantante Richard Cisneros, que ascendían hasta 175,000 soles peruanos (49,511.95 USD). Los contratos habían sido adjudicados en abril del 2020, razón por la cual la Comisión de Fiscalización del Congreso había llamado a Cisneros a declarar, pero este había dicho que no estaba relacionado con el presidente después de la época electoral del 2018. Vizcarra dio un testimonio similar al del cantante y los contratos fueron anulados. Sin embargo, hace poco salieron al ojo público unas grabaciones en las que presuntamente se escucha una reunión de Vizcarra con sus asesores en las que se planea una forma de ocultar que sí habían ocurrido reuniones con Cisneros.


Hoy el Tribunal Constitucional (TC) admitió la demanda que presentó Vizcarra contra la moción de vacancia presentada contra él, pero el Tribunal no aceptó la medida cautelar que buscaba frenar el proceso de destitución que se desarrolla en el Congreso. La presidenta del TC, Marianella Ledesma, apuntó que se había rechazado la medida porque varias bancadas parlamentarias habían asegurado que no apoyan el proceso de la vacancia presidencial. La vocera del partido Alianza para el Progreso, Carmen Omonte, aseguró que la vacancia no hubiera prosperado, pues no se tenían los votos suficientes. Añadió que algunas bancadas habían retirado su apoyo “por la gobernabilidad, porque [entendían] que el país necesitaba calma política”. Asimismo, afirmó que la propuesta para elevar el número de votos que se necesitan para destituir al mandatario (de 87 a 104) también fue rechazada.

 

Fuente: El Comercio & El País


#EnContexto