top of page
#EnContexto

Por nuestros derechos sexuales y reproductivos.

Nuestros derechos sexuales y reproductivos son derechos fundamentales para todxs. Estos se clasifican en la emancipación, supervisión o control y el bienestar que poseemos en nuestros cuerpos. En el caso de las mujeres, es el fundamento y el derecho que ampara el poder escoger individualmente y decidir por sí mismas lo que en verdad quieren ser y hacer. Por esta razón, un paso importante para lograr el empoderamiento femenino es la identificación, educación y el cumplimiento de los derechos sexuales y reproductivos de nosotras las mujeres. Puesto que es el momento donde tomamos decisiones sobre nuestra vida sexual y reproductiva, de esta manera podemos manejar y controlar más aspectos del día a día que se puedan presentar, como es alcanzar ciertas metas tanto personales como familiares. Pero no solamente eso, sino para que podamos tener el control y objetivos económicos que anhelamos y desarrollamos en ciertos momentos de nuestras vidas como mujeres, los cuales queremos cumplir parar para un progreso de nuestro ser y las metas que nos establecemos.


Nuestros derechos sexuales y reproductivos pueden llegar a ser vulnerados en muchas ocasiones, asimismo es importante diferenciar y reconocer en qué momentos son afectados por la sociedad o por los círculos afectivos cercanos, así que te propongo 5 momentos en dónde se ven transgredidos y a todo momento debes tener en cuenta:


  1. En las diversas políticas y programas, como es el caso de la prohibición de anticonceptivos y acceso al aborto seguro donde se ejerce control sobre el cuerpo de la mujer.

  2. Cuando se presenta la violencia de género, aumenta el riesgo de ITS y embarazos no deseados. Porque no son relaciones consentidas y esto trae no solo consecuencias físicas, sino psicológicas afectando a la mujer en diversos aspectos que influyen en la sociedad.

  3. Actitudes tradicionales o conservadoras que basan sus creencias culturales o religiosas en el género limitando cierta libertad sexual y reproductiva, puesto que toman actitudes tradicionales y conservadoras, como ideas bíblicas que no favorecen a la mujer como el concepto de "virginidad" y el manejo cultural a que se le ha establecido o prejuicios religiosos imponentes y opresores. Como el matrimonio a temprana edad, este puede llegar a ser un factor en el embarazo adolescente no deseado, el aborto obligatorio de fetos de sexo femenino o la prohibición de acceder a un aborto libre y seguro, la ausencia de facultades para educar en temas sexuales, insistir en un sexo seguro, y demás factores.

  4. Derecho a la integridad física, psíquica y social, porque todas tienen el derecho de una vida libre de violencias, tratos inhumanos y crueles, sea en lugares públicos o privados.

  5. La desigualdad en acceso a la educación y empleo. En muchos colegios no solamente no se instruye a los estudiantes sobre sexualidad y si lo hacen, en la mayoría de los casos abordan el tema de protección sexual masculina, es decir el uso del condón pero no van más allá y de muchos aspectos que hacen parte de esto. Sin embargo, esto es para quienes puedan acceder a una educación promedio en el país, pero tanto como la educación y el empleo son desiguales y difíciles de acceder, muchas mujeres no cuentan con estas posibilidades esto afecta a un desarrollo libre de la sexualidad, porque en muchas ocasiones buscan otras para subsistir. La desigualdad y la opresión nos afecta en todos los sentidos.

  6. La precariedad de la atención médica por la ausencia de infraestructura, elementos médicos, de concientización y educación a quienes atienden estas situaciones, causa la formación de estigma y tabúes frente a la planificación familiar, igualmente muertes en partos o procedimientos relacionados a esta práctica.

Estos son algunos factores que te puedo presentar para que reconozcas la importancia de los derechos sexuales y reproductivos de nosotras las mujeres. Por esta razón, en las próximas columnas seguiré presentando más a fondo cada uno de ellos como el aborto, la planificación familiar y ciertos tabúes que nos rodean en nuestro día a día, los cuales tenemos que romper o eliminar, para ayudar a quienes lo necesiten y no seguir implementado estas ideas ignorantes.

#EnContexto
bottom of page