#EnContexto

Nicolás Maduro y la comunidad científica: una relación problemática

Venezuela hoy registra 20.754 casos confirmados de COVID-19 y las pruebas rápidas no cubren la demanda.


Venezolanos a la deriva ante la flexibilización de la cuarentena. Recuperado de: Notimérica


Desde octubre de 2016 cuando inició la crisis económica y social de Venezuela, la situación de sus habitantes se ha venido viendo cada vez más afectada. La escasez de bienes comunes de primera necesidad como son la comida y los implementos de aseo, han generado la crisis migratoria de millones de venezolanos por toda Suramérica. Ahora con la emergencia sanitaria provocada por el COVID-19, el panorama de sus habitantes no es muy alentador.


Tras afirmar a principios de abril que en Venezuela “había más recuperados que contagiados”, Nicolás Maduro no ha ido de la mano con la comunidad científica para frenar los contagios en el país. El presidente del Colegio de Médicos del estado de Lara, René Rivas, confirmó que no hay comunicación entre el Gobierno Nacional y la comunidad científica frente a los cuidados y la exposición de los venezolanos ante el coronavirus. Esta es una realidad que han venido denunciando los médicos desde que se detectó el primer contagiado, el 13 de marzo.


Actualmente el gremio científico no tiene conocimiento de cuantas pruebas se están haciendo porque el Gobierno Nacional no informa con la cantidad de tests que se cuenta. Además de esto, el país no tiene los suficientes laboratorios para procesar las pruebas de Reacción en Cadena de la Polimerasa (PCR) y los tests rápidos solamente están siendo entregados a algunos hospitales. Afectando directamente al personal, ya que se están presentando retrasos en la toma de pruebas a médicos, enfermeros/as, personal de aseo, etc. Quienes deberían realizarse pruebas cada siete días, y sin embargo hay retrasos de casi un mes.


La mayor preocupación del gremio científico es iniciar con la aplicación de pruebas a gran escala en el país. Pues se estima que el pico de contagios podría situarse entre septiembre y octubre, pero la única manera de asegurar esta declaración es realizando las pruebas en todas las comunidades. Además, con la flexibilización de la cuarentena propuesta por el Gobierno Nacional, la única manera de tener un rastreo claro de los contagios es realizando las pruebas a todos sus habitantes.


Fuente: Impacto Venezuela


#EnContexto