#EnContexto

Las mentiras y el cinismo ya no se esconden ante las cámaras

Recientemente los mandatarios de Estados Unidos y Colombia se mostraron al lado del cuidado del medio ambiente y en general, del cambio climático. Sin embargo, cada uno muestra con hechos que el mensaje es otro.



Duque y Trump en la Casa Blanca. Recuperado de: The New York Times

Para nadie es un secreto que el cambio climático existe, cada cierto tiempo el mundo rompe récords en su temperatura y se percibe en cientos de lagos, mares, ríos, y en general en todo nuestro ecosistema. La pregunta debe ser sencilla, y lo es, ¿Qué estamos haciendo para combatirlo? Muchas empresas realizan cambios en sus productos, tales como sus envases y la composición de estos, o la famosa moda rápida, en la cual se gastan grandes cantidades de agua para el desarrollo de un Jean, por ejemplo. En distintos países del mundo se puede incursionar en nuevas prácticas como ir a una tienda y dejar la ropa que ya no se usa para llevarse otra, esto pasa y es real, es una buena practica y no afecta en nada a nuestra posibilidad de conseguir la ropa que nos gusta.


Cambios ineficientes sin apoyo Gubernamental y de las Organizaciones Internacionales


El mundo y su economía se basan en los hidrocarburos, en donde el petróleo tiene una gran importancia y posee una hegemonía predominante ante otros recursos como el gas. Lamentablemente la extracción de este muchas veces implica afectar a nuestro medio ambiente. La conocida Fracturación hidráulica o Fracking es un claro ejemplo, recordemos que es un mecanismo para la extracción del petróleo a través de la fractura del subsuelo mediante grandes cantidades de agua con una presión muy fuerte… imagínenlo, así de fuerte es para fracturar el subsuelo.


Y bien, ya que la economía está tan ligada al petróleo, pues es lógico que los grandes grupos económicos no estén interesados en este cambio. Los gobiernos instan a los ciudadanos a que seamos cuidadosos con el medio ambiente pero explotan (literalmente) sus Estados para solventarse. Ojo, sé que no es un cambio fácil y de un día para otro, ya que es el cambio de todo un sistema exitoso, si, pero muy costoso a futuro. En este momento es cuando llegamos al gran dilema, la vida o la economía, parece que la segunda se puede seguir generando y con nuevas alternativas, pero la primera no.


Existen, como dije ya, algunas empresas que apuestan realmente por este cambio y es muy loable, el sector de la movilidad también crece con la electrificación de los autos, no todo es malo pero es tardío y con ello los Estados, pues algunos pretenden alcanzar altos niveles de electrificación para el año 2050, por ejemplo. En ese entonces no sé si haya una solución, pues esto no es como la pandemia que vivimos, si es muy tarde, no hay vacuna que nos salve.


Estados Unidos: ¿Qué podemos esperar si la mayor potencia en el mundo no toma esto en serio?

Trump en el Despacho Oval. Recuperado de: La Vanguardia.


La salida del Estado norteamericano del Acuerdo de París, las constantes declaraciones de Trump restándole importancia a los incendios en California, y peor aún, revirtiendo políticas en pro de la protección del medio ambiente me dejan personalmente atónito, pues el 29 de septiembre el sostuvo en el debate presidencial que deseaba ver agua cristalina correr, cuando se le preguntó sobre este tema tan importante… ¿un poco irónico no? por decirlo de una manera más amigable. Se está demostrando todo lo contrario, y Biden aprovechó este comentario para recriminar algunas decisiones, no sé cómo lo llamen, pero creo que como todos en algún momento, hemos mentido, pero hay maneras más descaradas para hacerlo, y esta es de las peores que he visto por la magnitud de su cargo y por hacerlo con tanta tranquilidad en un debate visto alrededor del mundo.



Duque, su poliamor con el Fracking y la protección de los páramos

Iván Duque pronunciándose a la ONU. Recuperado de: Dinero

El jefe de Estado de Colombia está en el ojo del huracán, si me preguntasen, merecidamente, pues su accionar es completamente distinto a lo que expresa.

El gobierno colombiano es un defensor del Fracking, hay que decirlo, a pesar de las quejas del pueblo este rumbo parece que no cambiará. ¿Por qué vender una mentira como verdad? Las declaraciones de Duque nos llevan a un país que para mí es irreal, sí, tenemos el 50% de los páramos en el mundo en Colombia, los protegemos… no creo, miremos el caso de Santurban, el gobierno con su ministerio encargado insta a que se realice extracción minera en esta zona, a pesar de los más de 35 estudios entre organizaciones y universidades que demuestran que la zona no es apta para estas labores. Ahora el debate se centra en la delimitación, ¿quién tendrá la razón? Juzguen ustedes.


Vea en noticias: Fundación Iguales presenta caso para reconocer el matrimonio igualitario en Panamá



#EnContexto