#EnContexto

La legalización del aborto vuelve a ser discutida en Argentina

Alberto Fernández, presidente de Argentina, presentó el proyecto de ley de Interrupción Legal del Embarazo (ILE) ante el Congreso Nacional con el respaldo de organizaciones de mujeres, feministas y miembros de la comunidad LGBTIQ+.


Protestantes a favor del aborto en Buenos Aires en noviembre de 2020 | Recuperado de: El País


Por medio de su cuenta de Twitter, Fernández difundió un video oficial por medio del cual precisó que el objetivo de dicho proyecto es “que todas las mujeres accedan al derecho a la salud integral”. Adicionalmente, el mandatario señaló que se creará una iniciativa complementaria para un “Seguro de los 1.000”, dirigido a bridar atención integral durante el embarazo y los primeros años de vida de los niños y niñas nacidos. Fernández añadió que esta iniciativa significa “cumplir con un compromiso” de la campaña electoral con la organizaciones feministas y todas las mujeres del territorio.


Comunicado oficial de Alberto Fernández, presidente de Argentina | Recuperado de: Youtube


Actualmente, en Argentina el aborto solamente está permitido bajo la causal de violación o peligro para la vida de la madre, según la legislación que rige desde 1920. Por esto, el anuncio de Fernández frente al proyecto de ley ILE fue aplaudido por la Amnistía Internacional de Argentina, que se pronunció por medio de su directora ejecutiva Mariela Belski: “El activismo y la lucha inclaudicable del movimiento de mujeres ha logrado este avance histórico: hoy el aborto s un tema central e impostergable de la agenda política”. Además la secretaria de Legal y Técnica de la Presidencia, Vilma Ibarra, señaló recientemente que se calcula alrededor de 370.000 y 520.000 abortos clandestinos por año en Argentina, cifra que indica la fallida estrategia de la criminalización del aborto.

“La criminalización del aborto de nada ha servido. Cifras preocupantes muestran que cada año se hospitalizan unas 38.000 mujeres por abortos mal practicados y desde el regreso de la democracia (en 1983) murieron más de 3.000” -Alberto Fernández, objetando a favor de la ley ILE

Por otra parte, los denominados “pañuelos celestes” liderados en su mayoría por las iglesias católicas y evangélicas que comandan los rechazos frente al aborto también se pronunciaron ante el anuncio de Fernández. La Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas señaló que un debate legislativo en medio de la coyuntura del COVID-19 solamente provocará manifestaciones de defensores y detractores. “La situación general de la salud pública planteada por esta dolorosa coyuntura, hace insostenible e inoportuno cualquier intento de presentar y discutir una ley de estas características” añadió la Conferencia Episcopal católica.


Fuente: Diario Las Américas | Telam Argentina

#EnContexto