#EnContexto

La colección de arte SURA ahora disponible de forma virtual

“Rescatar la cultura es la manifestación de la identidad histórica y actual de la comunidad” afirma Gonzalo Pérez Rojas, presidente de SURA, lugar en el que se ha venido configurando una colección de hasta 1.028 obras representativas de Latinoamérica. La primera obra que ingresó a la colección fue El caballero Mateo del artista español Alejandro Obregón. Sin embargo, dentro de las adquisiciones más importantes de la empresa se destacan Miedo de Roxana Mejía puesto que recientemente la artista había sido ganadora de un premio XVIII Salón de Artistas Colombianos 1966 por su obra Ziruma, un trabajo en cerámica de reconocimiento nacional.


Los criterios de la colección se presentan muy amplios. Dentro de los primeros treinta años parece inclinarse hacia un tipo de arte más figurativo entendido bajo todas sus posibles variaciones refiriéndonos a obras de arte y fotografía representativa como es el caso del realismo urbano, fragmentos de cuerpos neofigurativos y construcciones a partir del uso del color. Las obras son elegidas bajo gustos que revelan un profundo sentimentalismo y conocimiento. “No solo se observa con atención lo que ocurre en el arte contemporáneo sino que, al mismo tiempo, se está abierto a una valoración de la historia”, asegura el presidente de la compañía en la página principal de SURA.


La colección de arte de SURA no ha pretendido nunca exponerse como experimental o de novismas tendencias; por el contrario, cuenta con pinturas, obras gráficas y esculturas (651 obras colombianas y 377 mexicanas) conforman, ahora mismo, la muestra virtual. Esta puesta por promover a los artistas dentro del ecosistema cultural latinoamericano se ha logrado bajo la convicción de que el arte y la cultura juegan un rol fundamental en el desarrollo y enriquecimiento de los criterios que hoy definen a una sociedad que ha vivido problemas sociales similares dentro del continente.


Tomada del video publicitario de la colección virtual: https://www.youtube.com/watch?v=PlszwOuH9Yg
Tomada del video publicitario de la colección virtual: https://www.youtube.com/watch?v=PlszwOuH9Yg



Suramericana siempre entendió la relación esencial entre la sala de arte y la colección y en esa ha sido precisamente su razón principal para mantener un curaduría limpia y natural, en la que prime la importancia del arte y sus artistas. Para el año 2021 SURA decide habilitar una plataforma web a la que se tiene acceso de manera gratuita a obras de artistas colombianos y mexicanos como Débora Arango, Fernando Botero, Alejandro Obregón, Frida Kahlo y Diego Rivera. Con esto, la compañía trazó su mirada hacia su estructura cultural interna e hizo del individuo parte fundamental para el desarrollo de esta nueva propuesta.


La nueva estrategia de presentar el arte de manera virtual no solo ha permitido a muchos artistas extenderse en reconocimiento por distintos países además ha logrado reposicionar la colección. El proyecto ha involucrado a personas como Juan Luis Mejía, ex ministro de cultural; Alberto Sierra, curador y Carlos Arturo Fernández, conocedor de arte. La nueva mirada de la colección también ha pensado en apostar por el artista joven del momento en su búsqueda por consolidar su trabajo, supliendo precisamente ese vacío que ha generado la pandemia dentro del sector cultural, sobre todo para los principiantes del arte. La colección de arte SURA se encuentra disponible en este link https://www.sura.com/arteycultura/


“La coyuntura va a potenciar el sitio web, pues si lo hubiéramos lanzado en el 2019, cuando aún no teníamos esa conciencia de lo que el arte ha aportado en este último año y cuando todavía teníamos los museos abiertos, el impacto no habría sido tan especial” afirma Ricardo Jaramillo, vicepresidente de Desarrollo de Negocios y Finanzas de SURA, para El Espectador. Además, Fundación Sura a finales del 2020 destinó casi un millón de dólares para el financiamiento de 41 organizaciones culturales.


La nueva propuesta de digitalización también incluye la musicalización y animación del espacio virtual que presenta las obras. Según Jaramillo, esto permite expresar las tensiones de los artistas y asímismo sensibilizar al público que entra a observar. “Los artistas expresan las emociones y las tensiones de una sociedad”. Finalmente, SURA propone una vinculación con el resto de sus proyectos que también han promovido, durante años, el desarrollo cultural a través de la empresa. Así que, con la idea de generar una estrategia de mayor alcance el proyecto ha relacionado exposiciones como Trilogía y Hay Festival, algunos de sus proyectos más consolidados hasta el momento.


Ahora mismo podría decirse que el hecho de que empresas como Suramericana ratifiquen la importancia de la cultura y la pérdida de espacios para esta desde antes de la pandemia, permite replantearnos los escenarios a los que, después de todo, asistimos. Pero sobre todo, a pensar en aquellos que realmente proponen bajo el ánimo de crecer en la formación continental que tenemos respecto al arte y la importancia de este para hacer posibles iniciativas como esta en nuestro continente americano.

#EnContexto