#EnContexto

Huracán Iota azota decenas de pueblos y ciudades

El huracán está siguiendo la misma trayectoria de Eta hace dos semanas, que dejó más de 200 muertos y desaparecidos en Centroamérica.

Recuperada de: El Universo

Honduras, Nicaragua, Guatemala, Panamá y la isla colombiana de Providencia han sido afectados por el paso del huracán Iota, tan solo dos semanas después del huracán Eta, que afectó a 2.5 millones de personas. Según fuentes oficiales, Iota es la decimotercera de 30 tormentas que han alcanzado la categoría de huracán en el Atlántico. En las últimas dos décadas las tormentas se fortalecen más rápido de lo normal, incluso, Iota ha duplicado el umbral oficial: una tormenta que gana 56 kph en velocidad del viento en sólo 24 horas.

“Me dijo que todo estaba en el piso, que no quedó un lugar donde estar en el momento. Las necesidades son muchas en este momento porque no solamente para atender la población sino la falta de agua y la falta de comida también que tiene la isla” -Yudy Gallego

El ojo del huracán estuvo a 8 km de la Providencia y esta recibió vientos de hasta 230 kph. El municipio duró incomunicado del resto del país 15 horas y de acuerdo con el presidente colombiano, Iván Duque, hubo “una afectación máxima de infraestructura” con un “deterioro de cerca del 98%”. Yudy Gallego, la directora del Hospital de San Andrés, logró comunicarse con la coordinadora médica del hospital local de Providencia, quien le dijo que había una gran cantidad de heridos y que no habían lugares para atenderlos, pues todo había quedado destrozado.

“El viento está demasiado fuerte, se llevó todo, el techo y las ventanas de madera de mi casa, que es de concreto. Tuve que salir a otra casa vecina” -Jessi Urbina, residente del barrio El Muelle, en Bilwi.

La costa caribeña de Nicaragua fue afectada la noche del lunes, con vientos de hasta 250 kph, según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos. Haulover, donde residen 350 familias, en su mayoría indígenas de origen miskito, fue uno de los lugares más afectados. Los barrios bajos de Bilwi, fueron azotados por fuertes vientos y aguaceros. El municipio nicaragüense se quedó sin electricidad horas antes de que fuera embestido por Iota.

 

Fuente: Infobae & El Tiempo


#EnContexto