#EnContexto

Gobierno Trudeau presenta plan para reducir las emisiones de gases invernaderos

El proyecto de ley presentado por el Ministerio de Medio Ambiente y Cambio Climático obligaría a los gobiernos actuales y futuros a comprometerse con objetivos que lleven a la reducción de las emisiones de carbono.

Primer Ministro Justin Trudeau. Recuperada de: Politico

El ministro de Medio Ambiente y Cambio Climático, Jonathan Wilkinson, presentó un proyecto de ley que, de ser aprobado, obligaría a los gobiernos federales a comprometerse con la reducción de la emisión de CO2. El proyecto, que recibe el nombre de C-12, es parte de la promesa que se hizo en la campaña de ser más agresivos para cortar por completo la emisión de gases efecto invernadero para el 2030 y para que el país pudiera producir cero emisiones netas para el 2050.

“El cambio climático es uno de los grandes retos de nuestros tiempos” -PM Justin Trudeau.

Para lograr el objetivo del 2050, sería necesario que las emisiones que se producirán en los años venideros sean “absorbidas” con sistemas de captura de CO2 que puedan limpiar el carbono de la atmósfera. Entre las propuestas de los liberales se encuentra la siembra 2 billones de árboles. Sin embargo, el plan que ha propuesto el ministro Wilkinson no establece cómo deben actuar los gobiernos para alcanzar el objetivo, sino que les obliga a fijar una meta y trabajar hacia ella por medio de medidas que sean efectivas.

“Como con la Covid-19, ignorar los riesgos del cambio climático no es una opción. Este enfoque sólo elevará los costos y hará que las consecuencias a largo plazo sean peores. Los canadienses han sido claros, quieren acciones contra el cambio climático ahora”-PM Justin Trudeau.

El proyecto de ley propone la creación de una junta conformada por 15 miembros externos (expertos en cambio climático, científicos, representantes de las comunidades indígenas, entre otros) que aconsejarán al Ministerio en lo relacionado con los objetivos y las mejores maneras de alcanzar la meta de cero emisiones netas. Esta junta también deberá pasar un plan al Parlamento en el que muestre cómo Ottawa planea cumplir con el objetivo. Cabe añadir que la C-12 no establece cómo participarán otras provincias y territorios en este plan nacional.


Si bien los grupos ambientales han celebrado el compromiso del gobierno con la reducción de gases, también piden que se acorte el plazo hasta el 2025, pues consideran que sólo de esta manera podrá ser efectivo. De la misma manera, las críticas a la C-12 resaltan que este plan no es vinculante jurídicamente, pues no se aplicarán penas si no se llega al objetivo. Annamie Paul, líder del Partido Verde, ha dicho que con un plan así, Canadá seguirá por el mismo camino de prometer pero no cumplir.

 

Fuente: CBC News



#EnContexto