#EnContexto

Gobierno chileno responde al informe de Amnistía Internacional sobre las protestas

En la respuesta, el gobierno aseguró que el régimen democrático sancionaba y juzgaba cualquier vulneración a los derechos humanos por parte de los carabineros.

Protestas en Chile 2020. Recuperada de: REUTERS / Edgard Garrido

El Ministerio de Justicia chileno sacó en la tarde un comunicado en el que respondía al informe final de Amnistía Internacional (una organización que trabaja por la protección de los derechos humanos) sobre las protestas en Chile. El informe, llamado “Ojos sobre Chile: Violencia policial y responsabilidad de mando durante el estallido social”, asegura que los derechos humanos de los manifestantes fueron vulnerados de manera generalizada debido a las actuaciones de Carabineros.

“El Gobierno de Chile ha impulsado desde un inicio un conjunto de medidas administrativas y legales para materializar la necesaria reforma a Carabineros de Chile, incluyendo la incorporación de nuevos medios para el control del orden público, el fortalecimiento del plan de formación de Derechos Humanos en todo el país y la modificación de Protocolos para el Uso de la Fuerza”

En su comunicado, el gobierno chileno respondió que “no ha existido por parte de Carabineros una práctica o política premeditada o generalizada de uso de la fuerza con el fin o la intención de castigar a las personas manifestantes”. Asimismo, afirmó que se ha encargado de condenar todas las conductas que vulneren los derechos humanos y de solidarizarse con las víctimas de este tipo de actos. También apuntó que el informe “no se refiere en profundidad a los más de 2.800 eventos graves que ocurrieron en el país y más de 5.000 funcionarios de orden y seguridad que resultaron lesionados durante las protestas” ni tampoco a la implementación de las recomendaciones que diferentes organizaciones han hecho al gobierno.

“[L]as violaciones de Derechos Humanos por parte de los mandos estratégicos de Carabineros, (...) lejos de ser hechos aislados cometidos por funcionarios actuando por cuenta propia, se habrían cometido en base a una política cuyo fin era desalentar la protesta social” -“Ojos sobre Chile: Violencia policial y responsabilidad de mando durante el estallido social”

El informe publicado por Amnistía Internacional apunta que las violaciones a los derechos humanos por parte de Carabineros, además de la impunidad en la institución son “un patrón histórico” que resalta la importancia de una reforma estructural, además de la implementación de “mecanismos eficaces e independientes para el control y la rendición de cuentas”. De la misma manera, señala que existe una gran posibilidad de que el general director, Mario Rozas; el general subdirector, Diego Olate; así como el director de Orden y Seguridad de Carabineros, Ricardo Yánez, tuvieran conocimiento de los hechos de violación a los derechos humanos.

 

Fuente: La Tercera


#EnContexto