top of page
#EnContexto

Experto asegura que el proyecto de rastreo a ciudadanos debe ser rechazado de forma definitiva

El experto en delitos informáticos y ciberseguridad afirmó que el proyecto no garantiza un marco de protección a la ciudadanía y podría ser utilizado “de manera injusta, no razonable y desproporcionada”.

Daniel Ulate (Partido Liberación Nacional), diputado que propuso la iniciativa. Recuperada de: CRHOY

Adalid Medrano, abogado especialista en delitos informáticos y ciberseguridad, calificó como peligroso el proyecto de ley que se está tramitando en la Asamblea Legislativa, que permitiría el rastreo de la población por medio del reconocimiento facial. De la misma manera, este proyecto facultaría al Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) para brindar a instituciones públicas (así como a empresas privadas) datos personales sensibles, tales como las huellas dactilares y la información para el reconocimiento de voz, facial, de la retina y de ADN. La iniciativa ya fue dictaminada afirmativamente por la Comisión de Gobierno y Administración del Congreso.

“Es un proyecto de ley peligroso que viene a intentar regular una materia sensible, sin garantizarle al ciudadano un marco de protección robusto al tratamiento de sus datos biométricos” -Adalid Medrano.

El experto aseguró que uno de los mayores riesgos al aprobar el proyecto de ley es que la privacidad de los ciudadanos sea utilizada “de manera injusta, no razonable y desproporcionada”, pues no tiene una regulación apropiada y permitiría la vigilancia masiva de los ciudadanos. Asimismo, Medrano considera preocupante el hecho de que cualquier empresa privada o institución podría adquirir esta información, que podría ser utilizada con fines comerciales. El abogado aconsejó a la Asamblea Legislativa rechazar por completo la iniciativa.

“Genera mucha preocupación, seríamos el único país del mundo donde el propio Estado está comercializando datos biométricos de toda la población incluyendo menores de edad y de los turistas”-Mauricio París.

Algo similar había planteado el abogado experto en protección de datos, Mauricio París, quien había dicho que el proyecto era un arma de doble filo. Por un lado, aseguró París, se favorecerían las cuestiones relacionadas con investigaciones criminales, pero también era posible que se abriera la posibilidad de la fabricación de “dedos falsos”, utilizados para la suplantación de identidades. Agregó que de ser aprobada, la iniciativa haría desaparecer “completamente la posibilidad del anonimato en sitios públicos y privados”. Como Medrano, París aconsejó que el proyecto fuera rechazado y archivado.

 

Fuente: CRHOY


#EnContexto
bottom of page