#EnContexto

Exdirectora del colegio Rébsamen es sentenciada 3 años después de la tragedia en la institución

El 19 de septiembre del 2017, un fuerte sismo afectó a la Ciudad de México dejando a más de 220 muertos a través de toda la ciudad; sin embargo, una de las mayores calamidades ocurrió en el colegio Rébsamen, donde 19 niños y siete adultos terminaron por perder sus vidas bajo los escombros de la institución educativa.

Foto de: El País


A pesar de que el colapso del colegio parecía a simple vista como una tragedia sin victimario o un acto de la naturaleza, después de tres años se encontró culpable a la exdirectora Mónica García Villegas, quien también sería la dueña de la institución. La justicia mexicana identificó que “Miss Moni” (como también se le conoce a García Villegas) llevó a cabo obras ilegales para la ampliación del colegio, donde se le adicionarían más de 230 toneladas de peso que la escuela no soportó.

“Lo que queda claro y lo sabemos desde que sucedió, es que García Villegas no pudo haber hecho esto sola. Faltan todavía los demás funcionarios públicos responsables, tanto a nivel local, estatal y federal, que permitieron estas obras. Y desgraciadamente ninguno ha sido ni siquiera señalado. Cerca del Rébsamen hay otro colegio que supera el número permitido de niveles y han puesto y quitado las órdenes de clausura. Es una pena que Tlalpan siga siendo la cuna de la corrupción”– Alejandro Jurado, padre de uno de los menores fallecidos.

“Miss Mónica” llevaba 19 meses como prófuga de la justicia, escapándose y escondiéndose en distintos albergues, la recompensa por su captura rondaba los 5 millones de pesos mexicanos, equivalentes a más de 230 000 USD. Aparte de su orden de captura en México, García Villegas tenía una ficha roja ordenada por la Interpol, es decir, era buscada en otros 176 países. Finalmente, la justicia dio con ella en septiembre.

En septiembre de este mismo año, la fiscalía solicitó una pena de 57 años de prisión para García Villegas por el delito de homicidio culposo, sin embargo, hoy se dictó finalmente sentencia, teniendo que recibir 31 años de cárcel y pagar un total de 400 000 pesos mexicanos a las familias afectadas a modo de compensación. Las familias afirman que la decisión de la corte es “un paso más, firme, pero solo un paso”.




 

Fuente: El Informador | El País.

#EnContexto