#EnContexto

¿Estamos condenados a una educación sexista?


La lucha para erradicar todo tipo de educación sexista en Colombia sigue en pie. Con el fin de eliminar aquellos estereotipos que sesgan los valores, la diversidad de género, el respeto y libertad del ser. Hasta no reconocerlos, no se puede transformar nuestra educación.

Marchas contra educación sexista y acosos de Spanish Xinhuanet

A lo largo de nuestros años académicos hemos atravesado por diferentes situaciones sexistas, de las cuales no somos conscientes o no llegamos a comprender hasta saber qué es lo que implica este término. Principalmente, en la educación encontramos pedagogías o momentos sexistas que han estado en envueltos en nuestra vida cotidiana y en nuestra sociedad. Por esta razón, hoy quiero mostrarles qué ocurre cuando la educación es sexista, qué significa que esta NO sea sexista y finalmente cómo podemos implementarla de manera libre e igualitaria.


En primer lugar, lo que ocurre cuando la educación es sexista, es la reproducción en los roles designados de género, enfrentándonos a estereotipos a los que apelamos cada día. Gracias a esto, se intensifican inseguridades y se eleva la ansiedad en las mujeres en cuanto a su desarrollo académico y personal por los métodos y tratos que se emplean en las pedagogías. De acuerdo a lo planteado anteriormente, se ve reflejado en el momento en que los docentes suelen ser más flexibles con las chicas (sea directa o indirectamente), ya que creen que no poseen las mismas capacidades que los chicos.


Esto se puede evidenciar en la brecha de género en los puntajes de las Pruebas Saber, ya que en balance que se realizó a la Prueba Saber 11°: Icfes en el 2017, indica que:


"En Lectura Crítica fue el área en la que más alto puntaje promedio obtuvieron tanto hombres como mujeres con 53.35 y 53.04, respectivamente. Inglés es el área en la que más bajo puntaje logran los hombres con un promedio de 49.94, mientras que Matemáticas es el área con más bajo puntaje para las mujeres con 48.43". - Ximena Dueñas Herrera, Directora del Instituto Colombiano para la Evaluación de la Educación en Colombia, Icfes. (2017).

Este tipo de análisis demuestra cómo se atribuyen las categorías por género, donde las mujeres optan por carreras de salud, educación, ciencias sociales y humanidades. Pero los hombres tienden a inclinarse por el área de matemáticas, en su mayoría de casos. Esto crea cierto tipo de roles establecidos en la sociedad, los cuales impulsan y se motivan a un género en específico abordar ciertos temas que se consideren acordes a su "capacidad" de desarrollo y aprendizaje.


Análogamente, se presenta un problema frente a uniformes, estos generan ciertas limitaciones para las chicas al realizar actividades, por el hecho de usar falda, jardinera y este tipo de vestimenta, lo que no permite movilidad tanto segura como cómoda a comparación del de los chicos. Pero no solamente es esto, sino que se suelen recibir comentarios como “siéntese bien, como una dama”, “una señorita de bien no hace eso”… En fin, el “comportarse” como “señoritas decentes”. Además, se produce la incapacidad aprendida frente a: la creencia, que consista o no, esté implícita o explícita, de la incapacidad de realizar una tarea, o asumir previamente e infundadamente que no se tendrá un buen rendimiento al realizarlas sean asuntos sean actividades físicas, académicas o personales.


En segundo lugar, la educación NO sexista es aquella que elimina cualquier tipo de división entre mujeres y hombres de acuerdo a los estereotipos de género que se han venido plasmando en la sociedad, donde su principal ideología debe ser basada en respeto y la importancia por las diversidades. Además, tiene que brindar la seguridad para que tanto hombres como mujeres cuenten con la libertad de expresión independientemente del tema o ciertas circunstancias plantadas, eliminando todo concepto negativo y de represión que perjudique la psicología y la integridad del ser, cancelando toda autoridad que implique el desprecio o la adoración innecesaria en las aulas de clase.


Finalmente, hay que comenzar a implementar una educación NO sexista desde los primeros años, no solamente en los institutos de educación, sino que desde el hogar siendo este la base de la educación y formación del ser. Hay que eliminar completamente el sesgo de los géneros, en el desarrollo de las actividades, en ejemplos y en textos que se empleen. En especial cuando los organismos del Estado como lo es el Ministerio de Educación de Colombia que presenta textos que muestran la labor de las mujeres, de una manera netamente doméstica (en su mayoría de ediciones), a diferencia de los hombres. Es fundamental que que se desarrollen apoyos para eliminar estos estereotipos y que el gobierno colombiano tenga en cuenta de estos actos sexistas que no brindan un desarrollo inclusivo entre lxs estudiantes.


Asimismo, motivando un ambiente de respeto en el salón de clases sin distinción de género, donde evite tipo de expresiones como “compórtese como señorita” o “sea un caballero” como mencioné anteriormente. Hay diversas maneras de seguir implementado una igualdad al momento de educar, como por ejemplo:


  1. No incentivar la competencia entre niños y niñas.

  2. No llegar a ignorar el aporte de las mujeres, por diferentes motivos o porque se crea que no son significativos.

  3. Incorporar en el currículum escolar a las grandes mujeres de la historia tanto internacional como nacional.

  4. No hacer preferencias o incentivar con diferencias en los regalos o reconocimientos. Más bien optar por premios que fomenten la creatividad más allá del género.

  5. Eliminar las indiferencias frente acciones sexista, es mejor hacerle ver a los estudiantes cuando están actuando en una manera discriminatoria.

  6. Evitar separar las filas en hombres y mujeres cuando se realice una actividad.

  7. Desarrollar juegos y actividades sin orientación a un género en específico.

  8. Cambiar el uniforme a uno igual para niños y niñas, o permitir que usen el que cómodxs o identificadxs.

  9. Generar espacios de debate en los que se hable acerca de igualdad de género y de educación sobre esto.


Estos son alguno de los ejemplos que se pueden implementar en la pedagogía NO sexista, pero con dedicación y tiempo se pueden generar muchísimas ideas para eliminar los estereotipos, discriminaciones y la inequidad que se puede abordar al momento de educar. Si les soy sincera y ya les había mencionado, esto no solo se debe aplicar en los colegios, institutos, jardines, hasta en las universidades; esto se debe relacionar e implementarlo todos los días de nuestra vida tanto individualmente como colectivamente. Donde se encuentren familiares, amigos, conocidos, tú elimines todo tipo de referencias sexistas y discriminatorias generando un espacio libre y seguro. Por eso ¿Tú cómo ayudarás y qué medidas vas a tomar para eliminar la educación sexista?





 

Fuente: Evaluación de la Educación en Colombia, Icfes. (2017).



#EnContexto