#EnContexto

¿Es importante una educación inclusiva?


Tomada de: Pepeganga.com

La educación es un derecho para todos y no un privilegio, por lo tanto, la educación debería ser inclusiva, ya que esta al ser un derecho brinda conocimientos a todos sin discriminar por raza, sexo, ideología, creencia, nacionalidad, etnicidad, discapacidad física o cognitiva. Puesto que, la educación juega un papel importante en el desarrollo social, económico y cultural, por ello, es fundamental enseñar lo diverso que es el aprendizaje y los diferentes mecanismos a la hora de instruir en una educación conjunta. Aquí, la verdadera pregunta es: ¿por qué brindar una educación inclusiva?


Podemos decir que la academia es un espacio para crecer y brindar ideas, entonces, debería enseñar la diversidad y la importancia de la inclusión en una sociedad, pues, quienes no tienen las mismas capacidades físicas tienen un proceso de aprendizaje único, y este debería tomarse en cuenta para la capacitación de una educación especializada conjunta. Por ello, es indispensable la capacitación educativa en profesores para que comprendan y entiendan los procesos educativos que pueden tener las personas con discapacidades sensoriales. Al capacitar colegios y universidades la sociedad en sí misma será inclusiva y no se verá al otro (personas con discapacidades sensoriales) como un extraño o desconocido, pues, en un largo recorrido educativo se aprendió a convivir con ellos y a tratarlos. Pero ¿cómo se van a capacitar si nunca los juntamos?


Separar la educación de esta manera, la hace excluyente y discriminatoria. Porque tanto las personas con discapacidades sensoriales como las que no poseen este tipo de incapacidad deben aprender a empatizar con el otro y a convivir mutuamente, si les separamos y brindamos una educación especializada, cuando salgan del mundo educativo al mundo laboral tendrán que enfrentarse a una realidad desconocida para ellos, por esto, es importante inculcar desde la educación la inclusión y la diversidad. Al capacitar, tanto a profesores como estudiantado, el resultado sería una sociedad más inclusiva.


De acuerdo con el Ministerio de Educación de Colombia, el número de población total colombiana en el 2018 es de 45.878,698 según la proyección del DANE, donde un 1.404.108 de la población son personas con discapacidad conforme a el RLCPD (Registro para la Localización y Caracterización de Personas con Discapacidad) y el Ministerio de Salud; el 554.119 de la población colombiana es sorda según la proyección del DANE. Estas cifras nos muestran la minoría de personas que sufren de discapacidades, de hecho, muchas de las personas sordas tienen problemas para gestionar servicios del estado y otros servicios por las barreras comunicativas, este es el resultado de separar la educación. Este es sólo el ejemplo con personas sordas, asimismo debe ocurrirles a las personas ciegas, para obtener un libro o instrucciones en braille en la calle, aunque, hay ciertos instructivos en braille, son muy limitados.


Cuando se capacita una educación inclusiva para todos, tanto como las personas que sufren de problemas sensoriales como las que no, se capacitan para brindarle espacios a todos sin que haya discriminación ni barreras comunicativas. Después de exponer lo discriminatorio que puede llegar a ser una educación separada, es importante resaltar que, implementar este tipo de educación inclusiva es decir, una educación especializada conjunta, no será fácil, pero a su vez, daría un fructífero resultado en cuanto una sociedad más inclusiva. Para ello, hay que centrarse en las diferentes maneras en que cada uno de los y las estudiantes aprenden, conocer su proceso y asimismo brindar una enseñanza que se adapte especialmente a las personas con discapacidad, ya que, no se pueden comparar procesos de aprendizaje entre personas con discapacidad y las que no poseen estas incapacidades, pues, no se puede comparar los procesos de aprendizaje ya que son diferentes en todos. Así, al adaptar la educación, la manera de enseñar, convivir, calificar y demás, obtendremos una educación inclusiva que piensa en todos.


Podemos concluir que la educación inclusiva sería el resultado de una sociedad más integrada entre sí, donde haya espacio suficiente para todos y no existan barreras comunicativas en espacios públicos y privados. Hay que plantear y pensar en un mundo no sólo para unos pocos, pues al capacitar la educación básica, media y superior se capacita el trato y la inclusión en la sociedad y un mundo laboral. Evidentemente, sería un proyecto a futuro que brinde todo lo necesario para adecuar este tipo de educación especializada para todos.


#EnContexto