#EnContexto

Departamento de Policía de Nueva York habría organizado el arresto y asalto masivo de manifestantes

Según un informe publicado por Human Rights Watch el pasado miércoles, el Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) planeó el arresto de alrededor de 300 manifestantes en un vecindario del Bronx en el mes de junio.


Miembros del Departamento de Policía de Nueva York | Recuperado de: Gothamist


El informe se respalda con un video de 12 minutos que es examinado por aproximadamente 99 páginas relatando los hechos de la noche del 4 de junio en Nueva York, mientras varios manifestantes llevaban a cabo protestas a favor del movimiento Black Lives Matter en el vecindario Mott Haven, ubicado en el Bronx. El video y el informe contienen 81 testimonios de personas que participaron en las manifestaciones, el análisis de 155 videos y 19 entrevistas a testigos de los hechos. Adicionalmente, la organización de derechos humanos sin fines de lucro señaló al NYPD de llevar a cabo la táctica de “acorralamiento”, o “kettling” en inglés, que consta de rodear a los manifestantes y pedirles que se dispersen o serán arrestados. Esta táctica de control de multitudes es comúnmente utilizada por la policía en protestas de Estados Unidos, Canadá y Europa.


A partir del análisis del material audiovisual y los testimonios recogidos por HRW, se señaló al Departamento de Policía de Nueva York de, además de llevar a cabo el “kettling”, no permitir que los manifestantes se dispersaran como es debido. En cambio, después de las 8:00 pm “la policía entró sin provocación y sin previo aviso, usando sus porras, golpeando a la gente desde la parte superior de los autos, empujándolos al suelo y disparando gas pimienta en la cara”, según el informe. Apoyándose de cientos de relatos, HRW concluyó que el NYPD llevó a cabo serias violaciones de deerechos huamanos, dento de los cuales está el uso excesivo de fuerza, la violación del derecho a la reunicón pacifica y livertad de expresión, arrestos y detenciones arbitrarias y trato degradante contra los detenidos. Se estima que la noche del 4 de junio 263 personas fueron arrestadas por delitos menores, tales como violaciones del toque de queda o reunión ilegal, según CNN Español.


El Departamento de Policía de Nueva York se pronunció ante las acusaciones por medio del comisionado de la policía de Nueva York, Dermot Shea, quien acusó a los manifestantes de alentar la violencia. Adicionalmente, la sargento Jessica McRorie aseguró: “Hacemos una fuerte excepción a la caracterización subjetiva de nuestras acciones policiales para mantener el orden público como un ‘asalto planificado’”. Por otro lado, la respuesta del NYPD frente al uso de “kettling” como táctica para contener multitudes, se encuentra bajo la investigación de la Oficina del fiscal de Nueva York que se basa en la interacción de los uniformados con los manifestantes. Con base en esto, la Oficina publicó un informe preliminar el pasado 8 de julio donde aseguró que esta táctica de control “a menudo conduce a enfrentamientos violentos entre la policía y los manifestantes”, la cual fue completamente negada por Dermont Shea un una audiencia, quien testificó que jamás había oído hablar del término “kettling” hasta después de las protestas.


Fuente: CNN Español

#EnContexto