#EnContexto

¿Dónde quedó la democracia estudiantil en la principal universidad pública del país?

Después que el voto en blanco ganara en la elección de rectoría en la Universidad Nacional, nos referimos a una estudiante para intentar descifrar este gran misterio, que podríamos agregar como uno de los dolorosos del rosario, aprovechando la época de semana santa.


Fuente: Lo que nos une UN.


Antes de las elecciones del 18 de marzo (que llamaré día P, de Pinochet, para efectos de esta columna, por obvias razones claro está) había cuatro candidatos para el puesto. Los representantes estudiantiles de la UNAL, a través de su cuenta de Instagram @loquenosuneun, comenzaron una campaña para que el estudiantado votara en blanco en el día P. Ninguno de los candidatos a rectoría cumplía con lo que los estudiantes consideraban vital para ser rector. Veamos un breve resumen de lo malo que era cada uno.


Jorge Iván Bula: A pesar de que propuso matricula 0 para estudiantes pertenecientes a estrato 1, 2 y 3, su plan nunca explicaba de dónde se sacarían los fondos, ni el factor más clave para que la matrícula 0 funcionara: el Gobierno debía proporcionar los mismos. Estefanía Castañeda, estudiante de Diseño Gráfico, comenta sobre esto que:

Creo que si este dinero no viene del gobierno se creará un endeudamiento a la universidad. Lo estarían pagando las carreras, ya que tocaría bajar el presupuesto de muchas para poder pagar la matrícula 0 de los estudiantes a las cual se les aplica. No estoy en contra de la propuesta de la matrícula 0, pero si estoy en contra de que no sea financiada por el estado, ya que esta es una universidad pública y no tenemos los recursos para proveer matrícula 0 a estudiantes que lo necesitan si el gobierno no nos ayuda.

¿Qué pasaría entonces? La Universidad hubiera tenido que endeudarse aún más para suplir la propuesta “gancho” de Bula. Además, este candidato tuvo historia como vicerrector, el cual se recuerda por parte del estudiantado por ir en contra del interés de la comunidad UNAL.


Diego Hernández: Durante el paro estudiantil de 2018 el Gobierno Duque propuso una mesa de diálogo para “arreglar la vaina”. Hernández hizo parte de esta en la posición en contra de lo que pedían los estudiantes. Para empeorar su candidatura, su historia en diferentes puestos habla por si sola, como cuando ocupó la vicerrectoría y nunca opinó en contra de la renovación del Centro Administrativo Nacional, el cual queda al lado de la UNAL, que tomaría casi 100 mil metros cuadrados del campus de la Universidad. Además, fue parte del Viceministerio de Conocimiento, Innovación y Productividad, y director de Colciencias, en donde defendió al gobierno por el incumplimiento de los acuerdos de 2018 de ciencia y tecnología.


Moisés Cetré: Este si era de los peorcitos. Tiene diferentes denuncias de acoso sexual por estudiantes de la Universidad, y propuso que la UNAL fuera inversionista del ICETEX.

El señor Moisés venia con denuncias desde antes de su candidatura, cuando volvieron a salir a la luz, él las volvió a negar. Al igual, salieron mensajes de textos o correos donde este estaba revictimizando a sus víctimas haciéndoles amenazas.

Por último, tenemos a quien fue puesta como rectora (OJO puesta, no elegida democráticamente).


Dolly Montoya: puso a la UNAL a endeudarse por 70 mil millones para la construcción del edificio de arquitectura (ya que este fue demolido hace algunos años) y terminar la remodelación del edificio de artes. A pesar de que estas construcciones eran bastante importantes, el proyecto inició con su pasada rectoría (2018-2021) y hasta apenas el año pasado el edificio de arquitectura inició construcción.

Creo que el endeudamiento es para el edificio de Arquitectura, ya que ellos no tienen porque tocó derrumbar el anterior. Claro que el de Artes también lo remodelaron porque ya llevaba años en reparaciones por problemas de infraestructura. El de Artes ya va a ser entregado y el de Arquitectura por fin lo empezaron el año pasado y creo que va avanzando.

Con este endeudamiento, la misma estudiante nos comentó que:

El endeudamiento se vio reflejado en ciertas carreras donde ya no tienen el mismo presupuesto, como la facultad de Humanas. Según tengo entendido este semestre ellos empezaron tarde ya que estaban protestando por la falta de presupuesto a esta facultad, lo que hizo que se atrasaran en su calendario académico.

Durante su periodo pasado, Montoya creó el Plan Estratégico Institucional (PLEI), en donde se visualiza una Universidad Nacional del futuro, para el año 2034. Tengo que reconocer que este es un proyecto importante, pero no podemos ignorar que fue sobre la misma línea con las ideas de “mano firme” de Montoya. Se le critica que la participación de la comunidad universitaria pasó a un segundo plano, y dentro de la formulación del PLEI esto no fue la excepción.


Ya teniendo una idea de lo malo que era cada candidato ¿qué pasó? Llega el día P, en donde los estudiantes de la Universidad Nacional usaron su voz para mostrar su inconformidad con los candidatos. Los resultados mostraron al voto en blanco como ganador, con el 66% de escrutinio a su favor. Los estudiantes estaban contentos. Sus esfuerzos por impedir que subiera un rector que afectara el sentido de pertenencia y participación estudiantil se mostraron en las urnas. El Consejo Superior Universitario (CSU), el cual posiciona al ganador, sorprendió al país.


Dolly Montoya fue reelegida el 23 de marzo de 2021 por el CSU. Para entender qué paso, debemos primero referirnos a la composición de este órgano superior. Hay 9 personas, de las cuales 8 tienen voto. Tenemos al presidente del Consejo, que es el ministro de Educación Nacional o su Viceministro; dos miembros que pone el presidente Duque (uno de ellos egresado de la UNAL); un rector anterior que es elegido por el grupo de ex rectores; otro designado por el Consejo Nacional de Educación Superior; un miembro del Consejo Académico; un representante docente (también elegido por docentes); un estudiante activo de la universidad designado por la comunidad, y la rectora, en este caso la misma Montoya, que solo tiene voz, pero no voto.


Fuente: Twitter de la representante estudiantil ante el CSU.



Como se puede ver, el CSU tiene una alta presencia del Gobierno Nacional (la mitad de los votos), lo cual es bastante conflictivo para los resultados: nuestro gobierno no reconoce los mecanismos democráticos de la Universidad Nacional. Dolly Montoya fue puesta con 6 votos a favor, en donde votan en contra el representante profesoral y representante estudiantil. Los estudiantes han declarado una crisis de gobernabilidad. Que más de la mitad de los votantes hayan mostrado que ninguno de los cuatro candidatos era apto para ser su rector es palabra de oro en el Estado social de derecho que vivimos. ¿Es la promesa de la protección a la democracia del gobierno solo una fachada para ejercer sus funciones autoritariamente? Lastimosamente, el día Pinochet ha demostrado que la opinión de los estudiantes no representa nada para ellos.

#EnContexto