#EnContexto

Comunidades indígenas paraguayas exigen atención médica después de la muerte de nativos por Covid-19

Organizaciones le han pedido a Salud Pública generar planes para pueblos indígenas con protocolos sanitarios y sistemas de monitoreo a casos sospechosos.

La primera víctima de Covid-19 en la comunidad indígena, Tito Recalde. Recuperada de: La Nación

La Organización Tierraviva envió un comunicado el día de hoy al gobierno, en el que pide la organización de un plan que integre protocolos sanitarios y sistemas de monitoreo a casos sospechosos y confirmados de Covid-19 para comunidades indígenas. El llamado se hizo como respuesta al fallecimiento de Tito Recalde, el líder del pueblo qom, y un joven de 17 años de la comunidad enxet.


Los primeros casos en poblaciones indígenas se dieron en la comunidad ava guaraní de Yapy, Santa Isabel, en el departamento de San Pedro. Allí se habían confirmado varios casos y todos lograron la recuperación después de permanecer en aislamiento. No obstante, se han registrado brotes en la comunidad qom de Cerrito y la de Benjamín Aceval, tanto como en la comunidad enxet localizada en La Herencia y en Villa Hayes. En todas estas, se ha calculado la muerte de 10 personas por diversas enfermedades y que también pudieron haber ocurrido por Covid-19.


La Organización Tierraviva señaló que Salud Pública no realiza muestras en las comunidades indígenas a las que ha llegado el virus. Además de la pandemia se suman otras problemáticas que azotan a los pueblos, como desnutrición, falta de agua potable, sequías, limitada asistencia alimentaria y enfermedades endémicas, que eran igual de preocupantes. Añadió que sólo existe un hospital por región en el Chaco y que este no cuenta con unidades de terapia intensiva, respiradores y otros implementos médicos necesarios para combatir el Covid-19.No sólo esto, sino que hacen falta especialistas y trabajadores.


El comunicado también hizo un llamado al Instituto Nacional del Indígena (INDI), al Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC) y al Ministerio de Trabajo, entre otras instituciones estatales, para que respondieran a las necesidades básicas de la población. Se pidió una campaña de educación e información para las comunidades indígenas y la distribución de tapabocas, alcohol, agua y jabón. Además, la organización abogó por la dotación de implementos médicos a las regiones, la construcción de carreteras para recibir asistencia médica y el monitoreo del cumplimiento de las medidas sanitarias y de seguridad implementadas.


Vea también: El nuevo y controversial asesor de salud de Donald Trump

 

Fuente: La Nación


#EnContexto