#EnContexto

Comunidades hondureñas han quedado atrapadas por el paso de huracanes

Las inundaciones provocadas por Iota y Eta azotaron la comunidad de El Progreso, Yoro, que ha quedado atrapada por el río Ulúa.

Recuperada de: El Heraldo

Las tormentas tropicales Eta e Iota causaron fuertes inundaciones en Amapa, en El Progreso, Yoro. El río Ulúa se desbordó y causó que las comunidades que ahí habitan quedaran atrapadas. Las calles y las aldeas están completamente destruidas, así como la red de agua potable y alumbrado eléctrico. Una parte de la población salió de la zona antes de Iota, pero al regresar la situación ha empeorado: no hay alimentos, pues el ganado y los cultivos fueron arrasados por el río.

“Ellos se han mantenido con los guineos que cortan de las plantaciones o animales de los que sobrevivieron a la inundación”-Vecino de la zona.

De acuerdo con Miguel Barreto, director regional del Programa Mundial de Alimentos (PMA), en una entrevista con El Heraldo, hay riesgos graves que subsisten en Honduras, sobre todo en términos de lluvias, que podrían “ocasionar daños recurrentes”. Asimismo, otro factor preocupante es la cifra de inseguridad alimentaria, que asciende a más de dos millones de personas. Barreto aseguró que lo que debe hacer Honduras para recuperarse de la crisis causada por los huracanes es:

  1. Invertir en la recuperación de la infraestructura para permitir el acceso a los mercados.

  2. Mantener redes de protección social.

  3. Establecer programas de mediano y largo plazo para la recuperación que cuenten con el financiamiento de fondos internacionales que permitan al Estado un “relajamiento financiero”.

“Una delegación de ingenieros del ejército de Israel viajó a Honduras para evaluar y revisar los daños por las tormentas que golpearon el país. Además, ayudarán a elaborar un plan para la prevención de desastres similares en el futuro” -Mattanya Cohen, embajador de Israel en Guatemala

Una delegación de expertos israelíes llegó el día de ayer para poder hacer una evaluación de los daños en la infraestructura de transporte, vivienda y red de distribución de agua causados por los fenómenos naturales. Son en total 15 oficiales de reserva del comando del Frente de Protección Civil los que recorrerán las zonas más afectadas, como aquellas azotadas por el desbordamiento de los ríos.

 

Fuente: El Heraldo


#EnContexto