#EnContexto

Colombia, un contenido para adultos


Tomado @labtna (instagram de La Bogotana)

En la televisión se manejan ciertas regulaciones respecto a su contenido y uno de ellos es el de la “protección de menores”, este consiste en “proteger” los temas que pueden causar daño moral, psicológico y ético al menor. Por tal razón el “material o contenido para adultos” (violencia, en todas sus formas, escenas sexuales y lenguaje ofensivo) no se transmite en un horario familiar, ya que los y las niños(as) pueden observar dicha información.

Pensando un poco el tema, analicé nuestro territorio y veía reflejado ese “contenido para adultos” en cada esquina de nuestro país. No es desconocida nuestra historia, manchada por sangre inocente, injusticias y transgresiones que sólo han dejado dolor e ira en el corazón de los colombianos(as). Es muy interesante ver la regulación que tiene la televisión y lo que se difunde en ella. Así mismo, es muy apolíneo ver nuestra sagrada Constitución colombiana llena de preciosos edictos que sólo se quedan en el papel.


Lo que lleva del año 2020 se han registrado 58 masacres, ¡sí masacres! y no “homicidios colectivos”, a las cosas hay que llamarlas por su nombre. Nos están matando y el Estado (que se supone debería velar por nuestro bienestar) lo que hace es ver para otro lado y tergiversar la información con los masivos medios de comunicación, que lo único que fomentan es desinformarnos con sus malintencionadas interpretaciones. La violencia no ha dado respiro al país. ¡Ah! pero le tenemos más miedo a la “agresión ciudadana” que a la brutalidad policial que ha dejado al menos 13 homicidios en este 2020 según cifras del medio independiente Cuestión Pública.


Mujeres trans vulneradas y violentadas ¿acaso los derechos nos son aplicables a ellas? ¿Por qué le seguimos dando la espalda a lo que realmente importa en el país? Violencia en cientos de “hogares” colombianos, pero seguimos preocupándonos por lo que los y las niños(as) ven en televisión y no por lo que puedan ver en sus hogares, barrios, localidades, ciudades, etc. No podemos seguir soportando la represión y censura, no podemos permitir que nos roben nuestros derechos, no podemos permitir que las injusticias sigan, la impunidad nos ha dejado varados y con las manos llenas de explicaciones baratas que compran en la esquina. “No se puede tapar el sol con un dedo”, así dice un viejo refrán, así mismo no se pude tapar la violencia y los ríos de sangre que recorren cada esquina de nuestro país con discursos eufemistas que indignan a las familias afectadas y a la historia colombiana.


Nuestro país es material para adultos y se permite que este contenido pase en horario familiar o sin importar el horario las injusticias siguen doliendo por igual. Estamos cada vez más cerca de un país fascista, discriminatorio y opresor o ¿ya lo estamos? ¿La libertad de opinión crítica, será un utópico que no podemos alcanzar? ¿Sí a la censura y no a la información verídica? O ¿Cómo era? Tomémonos las calles, gritemos fuerte por quienes no están y si tenemos que incendiar toda la ciudad para hacernos escuchar y velar por nuestros derechos, quememos todo con orgullo y valentía porque pidiendo el favor no se llegó hasta donde estamos hoy.

Por una Colombia libre y sin censura, por una Colombia diversa, por una Colombia incluyente, por una Colombia justa, por una Colombia que entienda quien realmente tiene el poder aquí, por una Colombia que no ofrezca a diario “contenido para adultos”.

#EnContexto