#EnContexto

Aumenta la preocupación por periodistas independientes en Nicaragua

Defensores de derechos humanos han señalado que se trata de ataques gubernamentales a la libertad de expresión.

David Quintana, periodista nicaraguense. Recuperada de: Committee to Protect Journalists.

Pablo Cuevas, miembro de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH,) expresó su preocupación frente a los ataques a la prensa independiente en Nicaragua. Aseguró que se trataba de un “ataque gubernamental” dirigido a la libertad de expresión que pretendía reprimir el ejercicio periodístico. La razón de su preocupación está en los procesos judiciales que han tenido que enfrentar periodistas independientes por denuncias hechas por funcionarios públicos y simpatizantes del régimen orteguista. De acuerdo con Cuevas, entre las acciones que el Gobierno ha usado para acallar a la prensa se incluyen robos, intentos de asesinato, estigmatización y, la más reciente, el poder judicial.


Dos periodistas fueron informados en las últimas semanas de los procesos jurídicos en su contra. La primera fue Kalúa Salazar, jefa de prensa de Radio La Costeñísima, quien fue llevada a juicio por ser acusada de injurias y calumnia. La demanda fue interpuesta por tres funcionarios públicos en el juzgado de Bluefields, en la Costa Caribe Sur. De acuerdo con la periodista, las denuncias se debían a la difusión de la investigación de corrupción en la Alcaldía del Municipio El Rama el 4 de agosto. La audiencia se dio el martes y el miércoles varias patrullas antimotines y agentes de la Policía se habían situado frente a la estación de radio y en las casas de los periodistas que allí trabajan. Otro caso es el de David Quintana, director del medio digital Boletín Ecológico, quien fue acusado de calumnia por Nelson Enrique Oporta, ex camarógrafo del canal oficiliasta 8.


La dictadura de Ortega ha dicho reiteradas veces que apoya la libertad de prensa en Nicaragua y que los poderes del Estado no influyen ni censuran el ejercicio periodístico. Sin embargo, de acuerdo con la Fundación Violeta Barrios de Chamorro, del 1 de abril al 31 de diciembre del año pasado hubo más de 1,979 violaciones a la libertad de prensa y este año se han documentado 192 ataques.

 

Fuente: 100noticias



#EnContexto